Nuestra Historia como empresa

TAQ Distinciones empieza su andadura profesional hace ya más de diez años.

A lo largo del año 2009 se empieza a forjar la idea de la creación de una empresa que pudiera revolucionar el mundo del trofeo deportivo, después de muchos años trabajando, aprendiendo y formándome en este, tan elitista oficio, adquiriendo los conocimientos necesarios para poder desempeñar una labor profesional , tomé la decisión de realizar mi trabajo de forma autónoma, creando Trofeos Alonso Quijano.

 

Durante todos estos años, hemos seguido aprendiendo y evolucionando en todos los aspectos, tanto mecánicos como informáticos como tecnológicos, consiguiendo desempeñar proyectos importantes de diseño y fabricación en todos los niveles.

 

Con la especialización adquirida, hemos logrado realizar todo tipo de trabajos con diferentes materiales y acabados, posicionándonos en un lugar importante en la creación de piezas de calidad a nivel nacional.

 

En estos años hemos pasado de ser Trofeos Alonso Quijano a TAQ Distinciones pudiendo realizar cualquier desafío sea del tipo que sea, cultural, científico, enológico, deportivo…., no tenemos límite a la hora de valorar cualquier logro.

“Nos apasiona crear piezas con alma que sean capaces de conectarnos con nosotros mismos y reconozcan el desafío conseguido. Creemos en el poder de los objetos y en la capacidad que tenemos todos de crear un mundo más humano a través de nuestro trabajo”.

VALORES DE LA EMPRESA

Como principales valores de la empresa, podemos destacar…

Compromiso y responsabilidad. Si hay algo que nos define a la hora desarrollar nuestro trabajo es la responsabilidad y el compromiso, desde nuestro punto de vista, pensamos que un factor principal e indispensable es el compromiso laboral y profesional en todos los niveles.

 

Desarrollo y fabricación. TAQ Distinciones tiene la capacidad de poder desempeñar cualquier trabajo de forma autónoma, nos encargamos de hacer todo el trabajo y lo desempeñamos de principio a fin. Desde la idea o diseño a fabricar, hasta la terminación de éste, todo el proceso es asimilado y procesado por nuestro equipo de profesionales.

Satisfacción de nuestros clientes. No hay mayor reconocimiento para nosotros que un cliente satisfecho, nuestro mejor premio es recibir la enhorabuena por haber culminado nuestro proyecto de trabajo de manera satisfactoria.

 

Pasión. Pocas cosas atraen más a clientes que ver personas que disfrutan lo que hacen. Por ello, el tener la pasión como valor de una empresa, servirá para crear y mantener la emocionalidad al tope y transmitir esa motivación al exterior.